martes, 26 de abril de 2011

Olor a revolución - Odeur de révolution

Haz click en el título y verás cómo no pocas revoluciones huelen: desde los claveles portugueses (cravos) al jazmín tunecino (ياسمين).

Las poblaciones del norte de África y Oriente Próximo quieren libertad. Con inicio de la mecha en Túnez, algunos la llaman la revolución de los jazmines. También querían libertad hace 25 años en Portugal, pero aquella fue de los claveles. Revolução dos Cravos o, mucho más frecuentemente, O 25 de Abril. Llamada así porque una vendedora de claveles repartió todo su puesto entre los soldados y mandos intermedios que se sublevaban a Marcelo Caetano (salazarista) y la cúpula militar para devolver el poder al pueblo.

Espero que la sangre deje de derramarse en Siria, Libia y otros países y que sus gobernantes sepan apartarse para que el pueblo sea libre allí también.

El pistoletazo portugués vino más o menos con la canción Grândola, vila morena de José Zeca. Aquí interpretada por Amalia Rodrigues:


Grândola, vila morena
Terra da fraternidade
O povo é quem mais ordena
Dentro de ti, ó cidade
Dentro de ti, ó cidade
O povo é quem mais ordena
Terra da fraternidade
Grândola, vila morena
Em cada esquina um amigo
Em cada rosto igualdade
Grândola, vila morena
Terra da fraternidade

Terra da fraternidade
Grândola, vila morena
Em cada rosto igualdade
O povo é quem mais ordena
À sombra duma azinheira
Que já não sabia a idade
Jurei ter por companheira
Grândola a tua vontade
Grândola a tua vontade
Jurei ter por companheira
À sombra duma azinheira
Que já não sabia a idade

Grândola, villa morena
Tierra de fraternidad
El pueblo es quien más ordena
Dentro de ti, oh ciudad
Dentro de ti, oh ciudad
El pueblo es quien más ordena
Tierra de fraternidad
Grândola, villa morena
En cada esquina, un amigo
En cada rostro, igualdad
Grândola, villa morena
Tierra de fraternidad

Tierra de fraternidad
Grândola villa morena
En cada rostro, igualdad
El pueblo es quien más ordena
A la sombra de una encina
De la que ya no sabía su edad
Juré tener por compañera
Grândola, tu voluntad
Grândola, tu voluntad
Juré tener por compañera
A la sombra de una encina
De la que ya no sabía su edad

El 29 de marzo de 1974, Grândola, vila morena fue la canción de cierre de un espectáculo de Amalia Rodrigues en el Coliseo de Lisboa donde varias composiciones de José Zeca habían sido prohibidas por la censura. Asistieron al espectáculo algunos militares del Movimiento de las Fuerzas Armadas (MFA) que la eligieron como señal de arranque para la incipiente revolución.

La primera señal fue emitida a las 22:55 del día 24 de abril y fue la música E depois do adeus (Y después del adiós), cantada por Paulo de Carvalho. A las 0.20 del día 25 de abril de 1974 en el programa Limite de Radio Renascença se emitió Grândola, Vila Morena, que era la segunda y última señal para dar comienzo a la revolución que derrotaría a la dictadura salazarista y daría libertad a Portugal y a su inmenso imperio colonial.

____________________________________________________


Fais click dans le titre ("Huele a revolución") et tu verras les révolutions qui sentent: depuis les oeillets portugais (cravos) jusqu'au jasmin tunisien (ياسمين).

Les populations du nord de l'Afrique et Moyen-Orient veulent la liberté. Tout a commencé à la Tunisie, et maintenant pas mal des personnes parlent de la révolution des jasmines. Il y a 25 ans, à Portugal ils voulaient aussi de la liberté, mais celle-là était la revolution des oeillets. Revolução dos Cravos ou, beaucoup plus fréquent, O 25 de Abril. Appellé comme ça parce que une vendeuse a partagé tout ces fleurs parmi les soldats qui s'avaient soulevé contre Marcelo Caetano (le suivant au pouvoir après Salazar) et contre les hautes commandements de l'armée.

J'espère que l'effusion de sang arrête à Siria, Libia et dans autres pays et que leur gouvernant soiaient s'ecarter pour le peuple soit libre là-bas aussi. Et que les révolutiones fleurissent comme les jasmines.


Au-dessus de ces lignes, tu peut écouter (et lire) la chanson Grândola, vila morena de José Zeca, le coup de pistolet de la révolution portugaise; interpreté par Amalia Rodrigues.

Le 29 mars de 1974, Grândola, vila morena était la dernière chanson dans un spectacle de Amalia Rodrigues dans le Coliseo de Lisboa. Lá-bas, plusieurs oeuvres de José Zeca avaient éte censurés. Quelques militaires du Mouvement des Forces Armées (MFA) l'avaient choisi comme signe du debut d'attaque pour la naissant révolution.

Le premièr signe avait sonné aux 22:55 h. du 24 d'avril et il s'agisait de la chanson E depois do adeus (Et après del adieu), chantée par Paulo de Carvalho. À 00:20 du 25 d'avril de 1974, dans le programme Limite au Radio Renascença (renaissance au portugais), écoutait Grândola, Vila Morena. Ça était le deuxième et dernière signe pour que la révolution commence. Une révolution que battrait la dictature du Salazar et que donnerait la liberté au Portugal et a son inmense empire colonial.

____________________________________________________

Sobre lasimágenes: primera y tercera, halladas tras búsquedas en google. Segunda, hecha por mí en Cartago, Túnez, en 2008.
Sur les images: premièr et troisième, vus sur l'internet. Deuxième, fait pour moi à Carthage, Tunis, en 2088.

4 comentarios:

jordicine dijo...

Estamos en una guerra constante y ya nadie dediende a nadie. A ver si se acaba pronto todo esto y no se derrama más sangre inocente. No me vale lo de los daños colaterales. La canción es muy bonita. Un abrazo, A.

A. dijo...

Parece que algunos le terminan cogiendo el gusto al poder y son reacios a soltarlo. Pero canto más insistan y opriman a sus pueblos, más lucharán estos y seguirán perdiéndose vidas inocentes. A mí tampoco me vale lo de los daños colaterales. Pero es verdad que la incertidumbre en el ateque hace que suceda otra cosa peor:el 'fuego amigo'.

Sólo queda esperar que el poderoso y su círculo renuncien. Como en Túnez. Y finalmente en Egipto. O que acometa grandes reformas. Y luego, se vaya.

Sí, eso que escribió José Zeca de la fraternidad y de que el puebl ordena es muy bonito.

Un abrazo, y gracias por firmar.

Alhy dijo...

Interesante y educativa entrada. Me encanta la idea de que cada revolución tenga un perfume particular, de que las ideas y los momentos clave sean "perfumables".

¿Cuántas semillas más necesitaremos?

Kiss pensativo ***

A. dijo...

Ya ves, Alhy, yo tampoco sabía que las revoluciones pudieran olerse: supongo que te refieres sobre todo a eso por lo de educativa. O bien por el francés :)

A ver cuánto dura el suplicio de esos pueblos. Como hoy toda la información viaja a miles de twitts de velocidad (http://bit.ly/jl7Mly) todos podemos enterarnos de las barbaries de un puñado. A ver si ese puñado se da cuenta de la de puntos que están perdiendo.

Ah, y siento decir que aún quedan muchas semillas.

Mua.