miércoles, 4 de junio de 2008

Quería ir a Libia

Y se precipitó cogiendo el billete de ida y vuelta desde Túnez (puesto que es la mejor forma de llegar a Libia).

Debía traducir su pasaporte el árabe (y no por cualquier traductor), por lo que debía ir a Madrid o mandarlo. Cosa que no pasa con, por ejemplo, sus países limítrofes, Túnez o Egipto, por ejemplo. Esto cuesta entre 25 y 30 €.

Debía ir a la Embajada de Libia en Madrid (C/ Pisuerga 12, 28002 Madrid, Spain; +34 91 563 57 53) para pedir un formulario que de otros países puedes descargarte de la página web de su embajada.

Debía pedir un visado, cuyos gastos de tramitación por una agencia cualquiera cuestan 40 €, además de las tasas del consulado (65 €) y sin olvidar el suplemento de Libia (porque sí) de 45 €. Es decir, 150 € + 16% IVA = 174 €. A lo que deben añadirse 'unos euros' (10 en el caso de la consultada) por los gastos de gestión.

Al no estar en Madrid y no ser posible ir para 'perder' (más) tiempo con los trámites, los gastos de mensajería para enviar todo (pasaporte, 3 fotos, copia de la reserva de avión y de la reserva de alojamiento, formulario y demás) ascienden a, más o menos, 30 €.

Así que barajaba la cantidad de 244 € (y el vuelo le había costado 190 €), sin contar la reserva de hotel, hostal o albergue pertinente, aunque fuera para 2 noches. Pero esto no era lo más difícil.

A día de hoy, 3 de junio de 2008, y desde el pasado 7 de enero de 2008; pueden, repito, pueden exigir la posesión de 1000 dólares o su equivalente en otras monedas como el euro. Esta obligación incluye tanto a los turistas que viajen individualmente o por su cuenta como a aquellos que lo hagan en grupos organizados a través de agencia, y es independiente de la obligación de obtener el correspondiente visado. El incumplimiento de esta norma puede provocar la expulsión inmediata del país y una multa a la compañía aérea. Los pasajeros pueden ser obligados a demostrar que cumplen este requisito a un oficial de inmigración a su llegada a Libia.

Esto dice, actualizado a 5 de mayo de 2008, la página web del Ministerio de Asuntos Exteriores: "Recientemente, parece que esta exigencia ha sido modificada, en el sentido de excluir de ella a los nacionales de una serie de países, entre los que se encuentra España. De acuerdo con estas informaciones, los turistas españoles no estarían obligados a acreditar medios económicos por dicho importe, no obstante, lo cual se recomienda encarecidamente al viajero español que se informe concretamente acerca de este requisito tanto ante la agencia de viajes como ante la Embajada libia en España, al efectuar su solicitud de visado y previamente a viajar."

Informado y reinformado, parece ser que este último 'requisito' depende de quién esté en la frontera. Así que no queda otra que quedarse en Túnez, donde seguro que la diversión no faltará. Y perder el billete a Libia. Promete que otra vez será.

Firmado: un viajero desilusionado.

1 comentario:

ninotindultat dijo...

Al final no me queda nada claro. No sé si es la hora o el calor.


Besos.